Conejo. Rasgos y características de este Totem animal

Conejo. Rasgos y características de este Totem animal

Rasgos y características del conejo

Los conejos son pequeños mamíferos que habitan casi todos los rincones de nuestro planeta.

Son criaturas queridas en casi todas partes del mundo y muchas personas las tienen como mascotas.

Pero ciertamente hay un significado más profundo para este magnífico animal, ya que tiene y sigue estando, presente como símbolo en varias culturas alrededor del mundo.

En este artículo, explicaremos un poco más sobre esta bella criatura y su significado para las culturas de todo el mundo.

Temeroso – Los conejos son extremadamente fáciles de asustar. Son muy tímidos y rara vez se pueden acercar a un conejo silvestre, porque se escapan a la menor señal de amenaza. Este es su mecanismo de defensa y lo usan para huir de los depredadores.

Necesitan ser cautelosos todo el tiempo porque tienen muchos enemigos naturales.

Velocidad – Los conejos pertenecen a la categoría de los animales vivos más rápidos.

Pueden correr más rápido que casi todos los depredadores, si lo ven a tiempo.

Esta es su única manera de escapar de ser comidos, porque no son fuertes y su visión también es muy pobre.

Inteligencia – Para detectar amenazas y escapar, toma algo de inteligencia. Los conejos aprenden desde muy temprano, a defenderse, o en este caso aprenden a correr. El conejo como tótem

Ahora que sabemos más sobre este mamífero peludo, aprenderemos más sobre el significado simbólico de esta interesante criatura. Las personas nacidas bajo este tótem son muy tímidas.

Probablemente son aquellos compañeros de trabajo que nunca hablan en voz alta y que se lo guardan todo para sí mismos.

Esto es algo que se construye en su naturaleza y no pueden evitarlo.

Las personas nacidas bajo este signo son también muy suaves.

Hablan en voz baja y se relacionan con los demás de una manera amable y positiva. Es por eso que a la gente le encanta estar a su alrededor y confiar en sus más profundos y oscuros secretos.

Hay algo tan acogedor y amable en estas personas, y se les llama la atención no porque sean ruidosas y busquen atención, sino porque se destacan por su bondad. Las personas nacidas bajo el tótem del conejo o las personas protegidas por este tótem también están orientadas a la familia.

Les encanta pasar tiempo con los miembros de su familia y les encanta estar cerca de sus amigos.

Darán todo para proteger a su familia de las amenazas y salvarlos de los problemas.

Las personas nacidas bajo este signo se sienten más cómodas cuando están rodeadas de mucha gente, y por personas nos referimos a personas que son sus amigos y familiares más cercanos.

Este es el ambiente en el que se sienten más cómodos y generalmente se rodean de una gran familia. Estas personas también son portadoras de felicidad y alegría. Siempre miran el lado positivo de la vida, por lo que rara vez les cogerá fruncir el ceño o quejarse de las cosas.

A pesar de que están sufriendo por dentro, siempre sonríen y muestran alegría delante de los demás.

Las personas nacidas bajo este signo son también muy modestas en la vida. Nunca cazan por un gran éxito o mucho dinero, y su mayor alegría está en las cosas pequeñas.

Tienden a inclinarse más hacia la riqueza espiritual y evitan acumular cosas materiales.

Se sienten mejor cuando su familia está a salvo y cuando todos están sanos y felices.

Cuando se trata de inteligencia, estas personas son muy inteligentes.

Este rasgo rara vez sale a la superficie, porque son tímidos para demostrar que apagado, así que a menudo terminan siendo mal evaluados por otros.

Su inteligencia es algo en lo que confían en la vida y son capaces de ver cosas que otros no pueden ver. El lado malo que esta gente puede tener son los celos.

A veces debido a su timidez e incapacidad para expresar todo lo que pueden hacer, les deja sintiéndose deprimidos y enojados con el mundo.

Aquí es cuando aparecen los celos.

Puede ser dirigida a las personas cercanas o simplemente al mundo entero.

Las personas nacidas bajo este signo también son impredecibles.

Esto se debe a que rara vez comparten sus sentimientos, así que nadie sabe realmente lo que siente o piensa.